Después de tanto sudor y lágrimas, o lo que ha sido organizarnos como grupo, pensar como tal y marcarnos un objetivo común, llegamos a la fase de creación de los clips individuales que hemos juntado para crear el encumbrado documental sobre las licencias Creative Commons. Hemos echado toda nuestra creatividad y buen hacer a fuego medio, y parece que nos ha salido un buen caldo. Para poder seguir adelante con más energías que nunca, hemos intentado hacer una pequeña valoración del trabajo que ha supesto esta tercera fase del proyecto, y aquí os la dejamos:

Sergio

Una de las peculiaridades de esta fase ha sido la sensación de haber disminuido durante unos días el feedback comunicativo, dado que cada miembro estuvo muy inmerso en la elaboración de sus clips. De todos modos durante ese tiempo, todo el mundo siguió pendiente de cualquier novedad que pudiese producirse en el área de grupo o en google docs, demostrando que tras el periodo lógico de aclimatación a un entorno de trabajo colaborativo, al cabo de un tiempo, se generan automatismos naturales que se traducen en visitas asiduas a los espacios comunes y en una mejora del entendimiento y las dinámicas del grupo.

A pesar de los diferentes grados de dominio de las herramientas de edición o de los aspectos técnicos sobre formatos de vídeo, los miembros con más conocimientos sobre el tema se prestaron a ayudar y dar los consejos necesarios.

Cada integrante del grupo ha intentado ceñirse en la medida de lo posible a lo que se propuso en el guión, a pesar de que en la fase de montaje siempre se descubren otras posibilidades o se generan nuevas ideas. Pero siempre se ha pensado en que todo lo que se explicaba en cada clip individual, girase en torno al leitmotiv que era la revista Creative Come On

Para mí uno de los puntos fuertes del trabajo en equipo es la democratización de los objetivos, incluso a pesar de que a menudo las preferencias o los egos personales sean muy intensos. Eso precisamente, hace que la consecución del trabajo aún sea más meritoria si cabe, porque anteponemos el trabajo que se nos demanda por encima de las individualidades. En nuestro grupo no han habido finalmente líderes muy definidos, y creo que todos hemos aceptado bien si en un momento dado alguien ha impuesto un ritmo, porque confiábamos en que sabía lo que hacía, simplemente. Creo que la confianza en creer que todos finalmente llegaríamos a tiempo a los objetivos ha sido fundamental para no agobiarnos más de lo normal.

Si bien es cierto que honestamente podríamos mejorar muchas cosas, porque ya se sabe, todo siempre es mejorable. Pero a estas alturas de trabajo pretender alcanzar la excelencia en todo resulta francamente agotador. Tal vez llega un momento en que en esto del trabajo en entornos virtuales te cansas de ser tan automático; de la frialdad de tener que entrar a consultar qué han añadido los demás e intentar aportar algo nuevo para no sentir la ansiedad de que pasas demasiado tiempo sin aportar nada.

Si nos miramos con lupa, pues tal vez podríamos haber mejorado el ritmo de trabajo y culminar con más margen las Pacs, pero tampoco permanecemos nunca inactivos. En esta Pac en concreto, creo que la gran dificultad era llevar a la realidad la idea del proyecto y que todos la hubiésemos captado para no acabar teniendo un resultado demasiado caótico. Nadie nos negará que lo hemos intentado y francamente, resulta muy enriquecedor y agradable de cara al triunfo de la tolerancia, observar el punto de vista de cada uno sobre un mismo tema y cómo somos capaces de fusionarlo para un fin común.

Teresa

Personalmente creo que lo mejor del trabajo de los clips es que independientemente de las capacidades de cada uno se ha respetado en gran medida el guión y la esencia de la historia desde que surgió. Por ello tengo la sensación de que cada clip por sí sólo resulta en algun modo “cojo”, algo que considero positivo en este caso, ya que se trataba de favorecer el trabajo grupal y no tan sólo el individual. Estos clips fueron diseñados con la idea de ir acompañados por el resto de clips formando uno solo finalmente. No siempre es cosa fácil debido a la influencia del concepto de “individualismo” que en muchos casos puede dificultar el trabajo en equipo. Creo que ese no ha sido nuestro caso.

Si hay algo que considero que podríamos mejorar es el hecho de que tenemos cierta tendencia a dejar alguna parte de trabajo para el final, quizá eso es algo que podríamos mejorar en el futuro.

Irene

Esta ha sido la fase de la puesta en escena. Después de tanto diseñar, nos ha tocado construir. Cada uno ha puesto en marcha toda su maquinaria para realizar su pequeña aportación. Ha sido un trabajo más individualista, sí, pero se ha respetado la estructura y se han usado las mismas materias primas para que el producto final fuese uno. Para poder embarcarnos sin miedo en esta fase, ha habido un trabajo previo de confianza y respeto en el trabajo grupal. Pero al existir esta confianza, quizás hemos pecado de optimistas y no hemos sido todo lo rigurosos en el trabajo de control que podríamos haber sido, ya que no se han realizado tareas de verificación grupales, ni puestas en común del trabajo visual, hasta prácticamente la fecha de la presentación del trabajo. Para próximas ocasiones deberíamos intentar ser más rigurosos y respetar los timings establecidos, así como asegurar nuestra disponibilidad en la recta final de la práctica.

Aun así, y con los buenos resultados obtenidos previamente, el trabajo ha salido incluso mejor de lo previsto. Somos un equipo, y eso se nota.

d_requenaDani

Después de coordinar todo el trabajo anterior con el resto del grupo, la parte individual de la PAC ha sido un poco asomarse a un páramo donde de repente nos encontrábamos solos.

Pero nada más lejos de la realidad, siempre debíamos tener presente que nuestro vídeo formaba parte de un proyecto más grande, y creo que se ha conseguido. Esto ha sido más sencillo de lo que pensaba debido a lo definido que estaba el guión, que ha evitado que los cambios lógicos de la edición  (que todos hemos sufrido) penalizarán en exceso el resultado final de todo el documental.

Quiero destacar la buenísima disposición del grupo  para ayudar en todo momento a los miembros con menor agilidad técnica o que simplemente necesitaban una mano amiga porque iban mal de tiempo o recursos, dice mucho de la implicación de la gente con el proyecto y se ha notado en el resultado final.

Evidentemente hay cosas a mejorar, algún miembros (entre los que me incluyo) hemos tenido problemas de diversa índole para ajustarnos a los timmings marcados y este es un aspecto que se debería mejorar, afortunadamente se ha sorteado con dosis de tolerancia y apoyo por parte del resto del grupo, y en general creo que es algo típico de un trabajo grupal sea cual sea el entorno, virtual o presencial.

 Oscar

Practicamente en el momento de la edición, se nos presentó el problema de no poder utilizar el Jaycut, que a pesar de ser un problema sencillo y bastante limitado, nos ofrecia la posibilidad de trabajar en linea, lo cual es interesantisimo porque todos nosotros podriamos haber modificado en tiempo real las variaciones que hemos tenido que hacer, bien enviandonoslas en el Doc o bien con los avisos por correo electronico. Pero saco de positivo, además de la consecución del trabajo, la responsabilidad ejercida por todos los integrantes del grupo y la coordinación gracias a las herramientas que disponemos. Ojalá estas herramientas evolucionen de la manera que lo estan haciendo en los últimos años, a los trabajadores del video nos ofrece posibilidades que parecían hasta ahora impensables.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>Una de las peculiaridades de esta fase, ha sido la sensación de haber disminuido durante unos días el feedback comunicativo, dado que cada miembro estuvo muy inmerso en la elaboración de sus clips. De todos modos durante ese tiempo, todo el mundo siguió pendiente de cualquier novedad que pudiese producirse en el área de grupo o en google docs, demostrando que tras el periodo lógico de aclimatación a un entorno de trabajo colaborativo, al cabo de un tiempo, se generan automatismos naturales que se traducen en visitas asiduas a los espacios comunes y en una mejora del entendimiento y las dinámicas del grupo.
Anuncios